pensamiento

Gracias amigos del mundo

Free counters!

2009/02/17

La puerta nunca se abrió.


La puerta que nunca se abrió,
me pasé largas noches rondando
junto a la ventana de tu mirada...
Mientras compartí el canto de los grillos,
y las luciérnagas alumbraban mi soledad.
Levanté las piedras de tu jardín y solo
encontré semillas que esperaban germinar...
Volví noche tras cada noche, y sucedió el milagro,
me quedé dormido a los pies de tus ojos y
ese naciente SOL penetró en mis pupilas ...
solo entonces pude deleitarme de tus letras,
de tus agitados días de tanto escribir soledades
y me nutrí del sosiego que invita la pausada música ...
Entré sin golpear ni preguntar,
para dejar no solo esta huella de mis letras,
te dejó una amistad desde el otro lado del Atlántico,
cerca del circulo Polar Ártico...

6 comentarios:

  1. Sucede que a veces las puertas a las que tocamos no se abren o nos equivocamos de puerta.
    Me ha gustado mucho como escribes. Saludos
    anamorgana

    ResponderEliminar
  2. Parece que lees mi vida
    contestas a mis post,con otro te acuerdad del post que escribi sobre la puerta cerrada, hace años que intento abrirla, sin darme cuenta que mientras tanto otros se abieron

    ESa melodia que suena es mi favorita, en otros días yo podia tocarla con tanta facilidad

    No sé como puedes llegar tanto a mi alma, es como si conoces su perdida....

    ResponderEliminar
  3. Hola, llego aqui desde el blog del piano huérfano de Raquél, me ha gustado tu blog y como escribes, un abrazo desde Murcia (España)

    ResponderEliminar
  4. Hola, llego aqui desde el blog de Raquél (el piano huérfano). Felicitarte por tu blog y tu forma de escribir, un abrazo desde España.

    ResponderEliminar
  5. No sé si es el mismo que el piano huérfano, pero nunca entre, ahora me encuentro con versos tristes de una belleza incomparable.

    Te dese todo lo mejor.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Anónimo25/2/09

    Nelson:
    -A veces la espera ante puertas que no se abren y nos deseperan, nos aniquilan psicológicamente, nos arrugan antes antes de lo estipulado y resulta que no era la puerta... sino la de al lado...
    Abrazos
    Agnieszka M. R. F.

    ResponderEliminar

De
País.
e-mail
Mensaje: